11 octubre, 2018

0

Lanza un producto en 40 horas

¡Hola! Sé que tenemos varias semanas sin hablarnos; pero creo que en este tiempo nos hemos brindado la oportunidad de repensarnos. Ahora de nuevo que tengo tu atención; te quiero platicar que la anterior semana me puse a reflexionar sobre qué es lo más importante cuando alguien quiere iniciar algo. Estoy completamente seguro por experiencia propia y por pláticas con amigos que la respuesta es muy simple: conseguirlo en el menor tiempo posible.

El ritmo que nos acompañará hoy de mi Spotify es coffe and Tv de la banda noventera Blur. Así, que ponle play para seguir charlando.

Me encuentro en mi escritorio en la oficina de Haz La Lucha pero a la vez también estoy en otro lugar; y el lugar que elegí es estar en los 90. ¿Cómo no recordar este gran video de Blur?; en una época donde todos disfrutamos lanzamientos de productos que se volvieron icono de la cultura pop como el walkman.

Y ese el punto por el cual te preguntas ¿Por qué emprender?; ¿Cuál es la razón intrínseca que se encuentra en esta pregunta?, la respuesta es el catalizador. He encontrado que son tres ya sea porque tienes un avance tecnológico que atraerá un nuevo mercado o una idea que impulsará uno nuevo o simplemente tienes una pasión porque sabes que tú puedes hacer el cambio; una más puede ser que identificaste una necesidad para salir de una escasez.

Cualquiera que haya sido la que te movió a iniciar, he identificado unos patrones que parecen ser los mismos, los cuales te describo a continuación para poder desafiarte a lanzar tu producto en tan solo 40 horas:

El paso cero yo le llamo encontrarte a ti mismo; preguntarte que experiencias, relaciones te han llevado a este punto. Siempre que iniciamos pensamos que tenemos ya la solución; parece tan obvia que nos preguntamos ¿Por qué nadie la está poniendo en marcha? Pero ahí vamos con el error más común que todos hacemos y se lo debemos al “ego”, el error de suponer sin validar; no solo eso sino que el secreto está en poner en medio al usuario final; al cual le vamos a dar una solución  y si ese usuario somos nosotros mucho mejor; sino ve terminando de leer esto, encuéntralo e inclúyelo en tu equipo.

Cuando hablamos de un usuario hay que identificar este en que industria o sector se encuentra y partiendo de las industrias o sectores ver que posibles usuarios finales podría serles útil nuestra tecnología, idea o pasión. Necesitamos llegar a un lugar que nos lleve a otros lugares; un mercado que nos lleve a conquistar otros mercados adyacentes para hacer posible que nuestro proyecto sea escalable; así como la película de los gremlins cuando les caía agua y brotaba un clon desde su espalda.

Durante este proceso tenemos que saber cuáles son los hábitos de nuestro usuario final ideal; la única manera de saberlo es conociendo sus tres principales prioridades por las cuales lucha cada día. Si logras identificar esto estarás cruzando el abismo o el valle de la muerte para cualquier proyecto.

“Recuerda siempre disfrutar el camino antes de llegar a la meta, este camino no solo tiene el objetivo de conocer a tu usuario ideal sino de conocerte a ti mismo”.

Si logras alinearte con el producto y el usuario final, has encontrado realmente el camino correcto.

El bosquejo de tu producto lo desarrollaras con base a estas tres prioridades de tu usuario, cliente e influencers. Muchas cosas parecen muy obvias pero no se realizan por que no se tiene en cuenta a todos los tomadores de decisiones.

Una vez que tienes el bosquejo de tu producto lo validarás con tu usuario final. Si te das cuenta estas centrando el desarrollo de tu modelo de negocio en el usuario no en la compañía. Tendrás que comprender como es la situación actual y como podrías tú mejorar o superar sus expectativas, ahí es donde se encuentra la innovación.

Muy importante será que tomes en cuenta la vida útil de tu usuario que implica por cuanto tiempo te va comprar. Este será el momento para valuar cuánto serán tus posibles ingresos en el futuro.

Ahora llega un punto crítico que es monetizar la innovación; aquí te recomiendo testear todos los modelos de negocios y modelos de venta que puedas, selecciónalos de acuerdo a la factibilidad, viabilidad económica y la deseabilidad del usuario.

Entonces empieza a suceder la magia transformar lo intangible de la pasión, idea o tecnología en un prototipo que tenga las mínimas características  basadas en las prioridades de tu usuario final ideal.

“Recuerda que la vida es muy corta para construir algo que nadie quiera comprar”.

Así que mientras más rápido lances tu producto; más rápido aprenderás; validaras y seguirás innovando para hacer sostenible tu proyecto.

Así que ¡Acepta el reto! Y aplica para nuestro diplomado en innovación para lanzar tu producto en solo 40 horas http://hazlalucha.com/workshops/diplomado-en-innovacion/  . Coméntame a mi e-mail lucho@hazlalucha.com el cambio que experimentaste al realizarlo.

#HazlaLucha

Carlos Navarro Hidalgo

CEO de Haz La Lucha Consultor/Coach/Conferencista/Columnista en Innovación, emprendimiento social y liderazgo

www.hazlalucha.com / lucho@hazlalucha.com

https://www.linkedin.com/in/carlosnavarrohidalgo/

Corrección ortográfica: Lía Pech

Deja un comentario